Voluntariado

¿Cómo ser voluntario?

Todos los jóvenes entre 18 y 35 años (hombres o mujeres) pueden ser voluntarios durante tres semanas o algunos meses. Ellos se encargarán de ayudar con el desayuno que se sirve a los clientes, a limpiar las habitaciones, a vender productos en el bar, y a contribuir con la animación del albergue (lo que representa, en total, 30 horas de trabajo por semana aproximadamente). Con comida y alojamiento gratis, compartirán las comidas y la vida religiosa con la comunidad asuncionista. Las voluntarias se alojarán también en el mismo edificio, pero en un apartamento a parte.

Viviendo en pleno corazón de París, se beneficiarán de todo lo que Adveniat les ofrece. Abiertos a encontrar otras personas y sabiendo hacer prueba de su autonomía, están dispuestos a trabajar en equipo y a formar parte del proyecto del albergue. Por supuesto, para poder sacarle partido a la experiencia, es necesario un cierto nivel de francés, aunque sea básico.

NiColas
Paloma

Opiniones de nuestros jóvenes voluntarios

Paloma

La experiencia de Paloma, Méjico

Cuando era estudiante llegó un momento en el que no estaba contenta con el hecho de que siempre hablaba con la misma gente, así que decidí “ocuparme” de eso, y ver lo que hay fuera, para conocer otras personas. De esta manera me puse en búsqueda de un lugar donde podría conseguir esto.

 

Así, encontré un anuncio para trabajar como voluntaria en el albergue Adveniat, del que recibí una respuesta unos días para tener una entrevista con el padre Nicolas, quién me dio una muy buena explicación de las cosas que tenía que hacer. Tras varias semanas ayudando con el desayuno que se sirve a los clientes y algunas veces a hacer la limpieza de las habitaciones, me formaron para estar en la recepción, lo que me ayudó a perfeccionar mi nivel de inglés. Al final de mi voluntariado, hice un pequeño concierto.

He aprendido mucho gracias al contacto con las personas del mundo entero, así como con los otros voluntarios de diferentes países, en pleno corazón de París (el albergue se encuentra en todo el centro, prácticamente al lado del Arc de Triomphe), lo que asegura que existen intercambios culturales.

Esta ha sido una experiencia maravillosa, gracias a la cual he aprendido muchas cositas, entre las que cabe destacar que ¡el mundo no se mueve de la misma manera en todas las partes!

NiColas

La experiencia de Nicolás, Colombia

Me llamo Nicolás Velásquez Díaz y soy un estudiante colombiano. He venido a Francia para pasar un semestre en la universidad de Sciences Po Bordeaux. Decidí hacer voluntariado durante tres meses (de septiembre a octubre) con la comunidad asuncionista. De esta manera, durante mi voluntariado, he tenido la oportunidad de conocer personas de todas partes, lo que me ha ayudado a ampliar la visión que tengo del mundo así como mejorar mi nivel de francés. Además, trabajando con la comunidad, he hecho nuevos amigos, lo que ha contribuido de forma muy positiva en lo personal y en lo profesional.  Asimismo, el voluntariado me ha ayudado a acercarme a Dios, gracias al trabajo religioso y todo lo que he compartido día a día con la comunidad asuncionista. En pocas palabras, este voluntariado ha sido una experiencia que no olvidaré jamás, ya que me ha permitido crecer personal y profesionalmente para ser una mejor persona cada día.

INSCRIBIRSE A ESTA ACTIVIDAD

Si quieres saber más sobre el voluntariado en Adveniat, o deseas ser voluntario, ponte en contacto con nosotros mediante el formulario que aparece más abajo:

* Campo obligatorio